VALENTÌN GÒMEZ FARÌAS [1781-1858]


Presidente de la República
Nació el 14 de febrero de 1781 en Jalisco, siendo hijo de don José Lugardo Gómez de la Vara y doña Josefa Martínez y Farías, ambos españoles. Estudió la carrera de medicina; como alumno, hizo brillante papel en la literatura. Para perfeccionar sus estudios, leía obras francesas censuradas, por lo que la Inquisición lo puso en sus listas negras. Ejerció la medicina en la ciudad de Aguascalientes, donde en 1820 lo eligieron diputado a las Cortes Españolas; pero prefirió sumarse a la causa de la Independencia, por lo que levantó un batallón, que mantuvo con sus propios medios, para hacer la guerra al régimen de España.
Ayudó a Iturbide a ser emperador; después influyó en la elección de don Guadalupe Victoria para presidente de la Primera República Federal. En 1824 resultó diputado al Primer Congreso Constituyente, sobresaliendo de él por su ideas liberales. Esto lo acercó al general Antonio López de Santa Anna, al cual ayudó en sus levantamientos contra los diversos gobiernos a los que combatió. Al renunciar Manuel Gómez Pedraza, bajo la presión de Santa Anna y Gómez Farías, éste ocupó la presidencia, por primera vez, del primero de abril al 15 de mayo de 1833, porque Santa Anna, que se debía haber hecho cargo del poder, se encontraba enfermo.
Santa Anna lo dejó otra vez en la presidencia, por ausentarse del puesto, del 2 al 17 de junio del mismo año de 1833; por tercera, del 6 de julio al 27 de octubre del mismo año; por cuarta, del 5 de diciembre de 1833 al 23 de abril de 1834. Cuando Santa Anna cayó, en 1835, Gómez Farías fue desterrado al igual que su jefe y radicó en Nueva Orleans, de los Estados Unidos de Norteamérica, donde tuvo que vender hasta sus efectos personales, entre ellos una vajilla de plata que llevaba consigo, para poder subsistir en el destierro, que duró tres años.
Regresó Gómez Farías al país, en febrero de 1838, siendo recibido con júbilo por sus partidarios; pero de nuevo fue aprehendido, acusado de conspiración, y enviado otra vez al destierro, en Nueva Orleans, en donde permaneció hasta 1845. Nombrado vicepresidente, en 1846, con el gobierno de don José Mariano Salas, ocupó la presidencia, por quinta vez, del 24 de diciembre de ese año, al 20 de marzo de 1847, estando ya liberado de la tutela de Santa Anna, por lo que se manifestó abiertamente liberal, iniciando el movimiento de Reforma, acto que le valió ser llamado en la historia oficial, "Padre de la Reforma".
Durante su gobierno, asestó rudos golpes a los privilegios de toda especie; sostuvo que el poder civil es superior al militar; impulsó la educación pública y abolió la pena de muerte. En 1857 se adhirió al Plan de Ayutla, que jefaturó el general Juan Álvarez, del cual nacieron la consolidación del liberalismo mexicano y la Constitución reformista de ese año. En él fue diputado constituyente, siendo llevado a hombros a la Cámara, el 5 de febrero de ese año, por su mal estado de salud.
Murió el 5 de julio de 1858 y oficialmente fue inhumado en el panteón de San Fernando; pero sus deudos, temerosos de un atentado de parte de sus enemigos, ocultaron sus restos en el jardín de su propiedad, que estaba en Coyoacán, en donde permanecieron hasta 1933 en que, con motivo del centenario de la Escuela de Medicina, fueron exhumados y llevados a la Rotonda de los Hombres Ilustres.