MAXIMILIANO DE HABSBURGO (1832-1867)

Segundo "emperador" de México, nacido en Viena, Austria. Tuvo una esmerada educación con tendencias liberales. Su preceptor, el conde Enrique de Bombelles, lo hizo entrar en la marina donde conoció varios países. Contralmirante y comandante en 1854, embajador ante Francia en 1856 y gobernador de las provincias lombardo venecianas en 1857; contrae nupcias con la princesa Carlota, hija del soberano belga Leopoldo l. Después 1, de cumplir diversas comisiones para el Emperador Francisco José, su hermano, se retiró a su castillo de Miramar. El conde Rechberg, ministro de Relaciones Exteriores de Francisco José le trasmitió el ofrecimiento de la corona mexicana. Después de recibir una comisión y una carta de petición con firmas, aceptó la corona el 10 de abril de 1864. Desembarcó en el puerto de Veracruz el 28 de mayo de 1864 con una fría acogida. Hizo su entrada solemne en la ciudad de México el 12 de junio del mismo año. Liberal de orazón, no dejó en enajenarse el favor de los conservadores que lo habían traído. Atrapado en un mundo de contradicciones trató de hacer una tímida política liberal apoyado en un aparato ultraconservador. Mientras apoyaba la libertad de prensa y aprobaba las leyes de Reforma, condenaba a muerte a los patriotas liberales y desencadenaba sobre ellos y el pueblo que los apoyaba una guerra de exterminación. Al retirar Napoleón III las tropas francesas del país, Carlota se prestó a partir para convencer al Emperador francés a no abandonarlos, pero en su intento, perdió la razón. Maximiliano quiso abdicar pero su gabinete le pidió que continuara. Fue hecho prisionero en Querétaro y procesado por un consejo de guerra. Fue declarado culpable y sentenciado a muerte. Fusilado con Miramón y Mlejía el 19 de junio de 1867 en el Cerro de las Campanas, Estado de Querètaro.