LAS SIETE PROFECÍAS MAYAS

(Datos tomados de la obra del investigador Fernando Malkun)

Para mayores datos ir a WWW.FERNANDOMALKUN.COM


Los mayas nos dejaron a nosotros los habitantes del planeta tierra de hoy, un mensaje escrito en piedra, un mensaje que contiene siete profecías, una parte de alerta y una parte de esperanza, el mensaje de alerta profetiza sobre lo que va a pasar en estos tiempos que vivimos, el mensaje de esperanza nos habla sobre los cambios que debemos de realizar en nosotros mismos para impulsar la humanidad hacia la nueva era. La era de mujer, la era de la madre, la era de la sensibilidad.


Todos nosotros, de una manera u otra sentimos que estamos comenzando a vivir los tiempos del Apocalipsis. Todos sentimos la guerra, guerra por el petróleo, guerra por la paz.


Cada día hay mas erupciones volcánicas, la polución generada por nuestra tecnología se ha vuelto alarmante, hemos debilitado la capa de ozono que nos protege de las radiaciones del sol, hemos contaminado al planeta con nuestros desechos industriales y basuras. La devastación de los recursos naturales esta acabando con las fuentes de agua, con el aire que respiramos; el clima ha cambiado y las temperaturas han aumentado de manera impresionante.


Los glaciales y nevados se derriten, grandes inundaciones se suceden en todo el mundo; enormes tornados pusieron en peligro a Florida y gigantescos huracanes desbastaron a Centroamérica. Nos amenaza el caos informático, la pobreza generalizada por los efectos del caos económico se siente en casi todos los países del mundo. Todos buscamos respuestas y un camino seguro para los tiempos que vivimos. Reconocemos a partir de los problemas que enfrentamos a diario que no estamos viviendo en armonía. Muchas religiones elaboraron profecías acerca de lo que está pasando, la Biblia anuncio que cuando todos estos hechos sucedieran al mismo tiempo estarían llegando los tiempos del Apocalipsis.

Los Mayas sabían que esto iba a suceder exactamente en estos tiempos, por eso dejaron unas guías para que cada uno de nosotros, de manera individual, contribuya a llevar a la humanidad hacia el amanecer de la galaxia, a una nueva era en que no habrá más caos ni destrucción. Nos dejaron siete profecías en las que hablan de sus visiones de futuro, de nuestro presente. Están basadas en las conclusiones de sus estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento del universo.

1° profecía Maya

La primera profecía habla del final del miedo, dice: "que nuestro mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012, (tiempo que ha venido acortándose por la misma aceleración del tiempo y esto da lugar a que dichos sucesos ocurran antes de esta fecha, unos 4 o 5 años antes) Para ese día la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo está vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz.
La primera profecía dice que a partir de 1999, nos quedan trece años, solo trece años para realizar los cambios de conciencia y actitud, de los que nos hablan para desviarnos del camino de destrucción por el que avanzamos hacia uno que abra nuestra conciencia y nuestra mente para integrarnos con todo lo que existe. 

Los Mayas sabían que nuestro sol (ellos le llamaban kinich-Ahau ) es un ser vivo que respira y que cada cierto tiempo se sincroniza con el enorme organismo en el que existe, que al recibir un chispazo de luz del centro de la galaxia brilla más intensamente, produciendo en su superficie lo que nuestros científicos llaman erupciones solares y cambios magnéticos, ellos dicen que esto sucede cada 5.125 años, que la tierra se ve afectada por los cambios en el sol mediante un desplazamiento de su eje de rotación. Predijeron que a partir de este movimiento se producirían grandes cataclismos, para los mayas los procesos universales como la respiración de la galaxia son cíclicos y nunca cambian, lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos, siempre en un proceso hacia más Perfección. 

Basados en sus observaciones los Mayas predijeron que a partir de la fecha de su civilización desde el 4 Ahau 8 Cumku es decir desde el año 3113 AC, 5.125 en el futuro o sea el sábado 22 de diciembre del año 2.012 el sol al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia cambiará su polaridad y producirá una gigantesca llamarada radiante. Para entonces la humanidad debe estar preparada para atravesar la puerta que nos dejaron los Mayas, transformando a la civilización actual basada en el miedo en una vibración mucho más alta de armonía, solo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta para dar comienzo a una nueva era, un sexto ciclo del sol.

Los Mayas aseguraban que su civilización era la quinta iluminada por el sol kinich-Ahau, el quinto gran ciclo solar, que antes habían existido sobre la tierra otras cuatro civilizaciones que fueron destruidas por grandes desastres naturales, creían que cada civilización es solo un peldaño en ascenso de la conciencia colectiva de la humanidad. 

Para los Mayas en el último cataclismo la civilización había sido destruida por una gran inundación que dejó unos pocos sobrevivientes de los cuales ellos eran sus descendientes, pensaban que al conocer el final de esos ciclos, muchos seres humanos se prepararían para lo que venía, y que gracias a eso habían logrado conservar sobre el planeta a la especie pensante, el hombre.

Nos dicen que el cambio de los tiempos permitirá ascender un peldaño en la evolución de la conciencia y dirigirnos hacia una nueva civilización que manifestará mayor armonía y compresión para todos los seres humanos.

La primera profecía nos habla del tiempo del no-tiempo, un periodo de 20 años llamados por ellos un katum, los últimos 20 años de ese gran ciclo solar de 5.125 años, es decir desde 1.992 hasta el año 2.012.

Profetizaron que hasta ese tiempo manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el sol, desde 1.992 la humanidad entraría en un último periodo de grandes aprendizajes, grandes cambios.

Que nuestra propia conducta de depredación y contaminación del planeta contribuiría a que estos cambios sucedieran; la primer profecía dice que estos cambios van a suceder para que comprendamos como funciona el universo y avancemos hacia niveles superiores dejando atrás el materialismo y liberándonos del sufrimiento.

El libro sagrado Maya del Chilam Balam, dice: ..."En el trece Ahau al final del último katum, el itzá será arrollado y rodará Tanka, habrá un tiempo en el estarán sumidos en la oscuridad y luego vendrán trayendo la señal futura los hombres del sol; Despertará la tierra por el norte y por el poniente, el itzá despertará".

La primera profecía anunció que siete años después del comienzo del último Katum, es decir en 1999, comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta. Dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar, ellos llaman a esta época como el tiempo que la humanidad entrara al gran salón de los espejos, una época de cambios para enfrentar al hombre consigo mismo, para hacer que entre al gran salón de los espejos y se mire, que mire y analice su comportamiento con él mismo, con los demás, con la naturaleza y con el planeta en donde vive. Una época para que toda la humanidad por decisión consciente de cada uno de nosotros decida cambiar, eliminar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.

2° profecía Maya

La segunda profecía maya anunció que el comportamiento de toda la humanidad cambiaría rápidamente a partir del eclipse de sol del 11 de agosto de 1999, aquel día vimos como un anillo de fuego se recortaba contra el cielo, fue un eclipse sin precedentes en la historia, por la alineación en cruz cósmica con centro en la tierra de casi todos los planetas del sistema solar, se posicionaron en los cuatro signos del zodiaco, que son los signos de los cuatro evangelistas los cuatro custodios del trono que protagonizan el Apocalipsis según San Juan,

Además la sombra que proyecta la luna sobre la tierra atravesó Europa pasando por Kosovo, luego por Medio Oriente, por Irán e Irak y posteriormente se dirigió a Pakistán e India, con su sombra parecía predecir un área de guerras y conflictos.

Los Mayas sostenían que a partir de ese eclipse los hombres perderían fácilmente el control de sus emociones o bien afianzaría su paz interior y su tolerancia evitando los conflictos.

Desde entonces se vive una época de cambios que es la antesala de una nueva era, antes del amanecer es cuando más oscura es la noche. El fin de los tiempos es una época de conflictos y grandes aprendizajes, de guerras, separación y locuras colectivas que generarán a su vez procesos de destrucción y evolución. 

La segunda profecía indica que la energía que se recibe desde el centro de la galaxia aumentará y acelerará la vibración en todo el universo para conducirlo a una mayor perfección, esto producirá cambios físicos en el sol, en la tierra y cambios psicológicos en el hombre alterando su comportamiento su forma de pensar y sentir, se transformaran la relaciones y los modos de comunicación, los sistemas económicos, sociales, de orden y justicia.  Cambiarán las creencias religiosas y los valores aceptados el hombre se enfrentará a sus miedos y angustias para resolverlos, y de ese modo podrá sincronizarse con los ritmos del planeta, y el universo, la humanidad se concentrara en su lado negativo y podrá ver claramente que cosa es la que está haciendo mal. 

Este es el primer paso para cambiar de actitud y conseguir unidad que permite la aparición de la conciencia colectiva. Se incrementarán los sucesos que nos separan, pero también los que nos unen. La agresión, el odio, las familias en disolución, los enfrentamientos por ideologías, religión, modelos de moralidad o nacionalismo; simultáneamente más personas encontraran la paz, aprenderán a controlar sus emociones, habrá más respeto, serán mas tolerantes y compresivas y encontraran la unidad, surgirán hombres con un altísimo nivel de energía interna, personas con sensibilidad y poderes intuitivos para la sanación, pero también aparecerán farsantes que solo pretenderán tener rédito económico a expensas de la desesperación ajena. 

Los mayas predijeron que en 1999 comenzaría la era del tiempo del no-tiempo, una etapa de cambios rápidos necesarios para renovar los procesos ideológicos sociales y humanos. Al final del ciclo cada hombre será su propio juez cuando el hombre entre al salón de los espejos para examinar todo lo que hizo en la vida, será clasificado por las cualidades que haya desarrollado en la vida, su manera de actuar día tras día, su comportamiento con los demás, y su respeto por el planeta, todos se ubicarán acordes a lo que sean, los que conservan la armonía comprenderán lo que sucede como un proceso de evolución en el universo, en cambio habrá otros que por ambición miedo y frustración culparan a los demás o a Dios por lo que sucederá. Se generaran situaciones de destrucción muerte y sufrimiento, pero también darán lugar a circunstancias de solidaridad y de respeto con los demás, de unidad con el planeta y el cosmos.

Esto implica que el cielo y el infierno se estarán manifestando al mismo tiempo, y que cada ser humano vivirá en el uno o en el otro dependiendo de su propio comportamiento, el cielo con la sabiduría para trascender voluntariamente a todo lo que sucede, el infierno con la ignorancia para aprender con sufrimiento; dos fuerzas inseparables una que comprende que en el Universo todo evoluciona hacia la perfección, que todo cambia, otra envuelta en un plano material que solo alimenta el egoísmo.

En la época del cambio de los tiempos todas las opciones estarán disponibles, prácticamente sin censura de ninguna clase, y los valores morales serán más laxos que nunca para que cada cual se manifieste libremente como es, la segunda profecía afirma que si la mayoría de los seres humanos cambia su comportamiento, y se sincroniza con el planeta se neutralizarán los cambios drásticos que describen la siguientes profecías. Hay que ser concientes de que el hombre siempre decide su propio destino especialmente en esta época, las profecías son solo advertencias para que tomemos conciencia de la necesidad de cambiar de rumbo para evitar que se hagan realidad.

3° profecía Maya

La tercera profecía maya dice que una ola de calor aumentará la temperatura del planeta, produciendo cambios climáticos geológicos y sociales en una magnitud sin precedentes, y a una velocidad asombrosa. 

Los mayas dicen que el aumento de la temperatura se dará por la combinación varios factores, uno de ellos generados por el hombre que en su falta de sincronía con la naturaleza sólo puede producir procesos de auto destrucción, otros factores serán generados por el sol que al acelerar su actividad por el aumento de su vibración produce mas radiación, aumentando la temperatura del planeta. Cada uno de nosotros en alguna manera ayudamos a contaminar al planeta o a desforestarlo, con nuestros automóviles, arrojando basura en las calles, o en los parques públicos, ayudando a que el clima del planeta se vuelva en nuestra contra. 

Los cambios están ocurriendo ya pero como han pasando muy lentamente, nos hemos adaptados a ellos y no los percibimos, el proceso de industrialización que tuvo lugar en el siglo xx ha contaminado dramáticamente la atmósfera con sus emisiones de gases tóxicos, la llamada lluvia ácida producto de la quema de carbón o derivados del petróleo y de la emisiones de sulfuro y oxido de nitrógeno en el ámbito industrial tiene lugar en todo el mundo y se concentra en la áreas urbanas, corroe los monumentos y puentes destruye la pintura exterior, mata los bosques, daña la vida marina, los suelos cultivados convierten el agua potable en tóxica y reduce la visibilidad. Las chimeneas contaminantes de miles de fábricas indiferentes al daño que provocan modificaron las temporadas de lluvias las estaciones y el clima. 

En millones de hogares en el planeta aún se cocina con carbón y leña, creando fogatas que emiten grandes cantidades de humo, cenizas vapor de agua y gas carbónico, todo esto dio lugar a la aparición del efecto invernadero pues las concentraciones de partículas de carbono que quedan flotando en la atmósfera reaccionan químicamente con los dióxidos aumentando la suciedad y la temperatura. 

El aire que respiramos está lleno de partículas de monóxido de carbono de óxido de nitrógeno y de metano, producto resultante de la combustión de gasolina en los motores de millones de autos y de miles de plantas térmicas de generación eléctrica.

La depredación de selvas para convertirlas en terreno de cultivo, o para extender las ciudades se ha convertido en una práctica común, se incendian los bosques que purifican el aire al convertir el gas carbónico que contiene el oxigeno.

El hombre no es consciente del mal que está causando al planeta, ni de que hay que sembrar para reponer la vegetación que consume, todo el planeta se ha convertido en un gran basural, enviamos contenedores con residuos radioactivos al fondo del mar, cargamos barcos enteros con residuos no degradables.

Las variaciones climáticas a consecuencia de las actividades dañinas del hombre y de los cambios en el comportamiento del sol producen una alteración en las lluvias, disminuye su cantidad, intensidad y regularidad. El aumento de la temperatura producirá fuertes vientos, huracanes y tornados. Los Huracanes son tormentas gigantescas y violentas un vórtice de destrucción y muerte, se les llama huracán en conmemoración del Dios del mal de los aborígenes del caribe. El Huracán Mich y los fenómenos asociados a la corriente del niño, son evidencia de la tendencia hacia los grandes desastres causados por el clima, el sistema hidráulico es fundamental pues la tierra está cubierta en un 70 por ciento de agua. 

Al aumentar la temperatura disminuirá la humedad relativa en el ambiente lo que traerá como consecuencia menos nubosidad en el cielo y mayor exposición al sol agravando así el problema, así se evaporará el agua de los suelos produciéndose grandes sequías y muchos incendios forestales en todo el planeta, la falta de agua producirá grandes inconvenientes en toda la vegetación, reduciendo su crecimiento y disminuyendo considerablemente el tamaño de las Cosechas. 

Al reducirse la cantidad de agua de lluvia también menguará el caudal de los embalses y lagos, creando serios problemas a toda la fauna de la tierra, todo esto causara un fuerte impacto en la economía, habrá desabastecimiento y muchos productos que dependen del clima como los forrajes, los cereales, el pescado y la energía hidroeléctrica subirán de precio de modo vertiginoso, serán épocas de racionamiento hambre y descontento social. Aumentara el numero de plagas e insectos y las enfermedades tropicales como la malaria el comportamiento del hombre será crucial para sobre llevar el aumento general de la temperatura causada por su propia conducta inconsciente y depredadora.

4° profecía Maya

La cuarta profecía maya dice que el aumento de temperatura causado por la conducta anti ecológica del hombre y una mayor actividad del sol provocara un derretimiento de hielo en los polos, si el sol aumenta sus niveles de actividad por encima de lo normal habrá una mayor producción de viento solar, más erupciones masivas desde la corona del sol, un aumento de la irradiación y un incremento en la temperatura del planeta.

Los mayas se basaron en el giro de quinientos ochenta y cuatro días del planeta venus, para calibrar sus cálculos solares, Venus es un planeta fácilmente visible en el cielo, pues su orbita esta entre la tierra y el sol.

Ellos dejaron registrado en el códice Dresde que cada que cada 117 giros de Venus marcados cada vez que aparece en el mismo sitio en el cielo, el sol sufre fuertes alteraciones, aparecen enormes manchas o erupciones de viento solar.
Advirtieron que cada 1.872.000 kines o 5.125 años se producen alteraciones aun mayores y que cuando esto ocurre el hombre debe estar alerta, es el presagio de cambios y destrucción. En el códice Dresde también figura la cifra 1.366.560 kine que tiene una diferencia de un katum, 20 años con la cifra que aparece en el templo de la cruz.

En el templo de la cruz en palenque esta tallado la cifra 1.366.540 kines la diferencia que tiene con el anotado en el códice Dresde, es de 20 años o un katum es un periodo de tiempo que llamaban el tiempo del no tiempo, en el que estamos viviendo desde 1992 , los cambios en la actividad del sol serán más fuertes, puesto que las protecciones que tenemos a nivel planetario se están debilitando el escudo electromagnético que nos cubre esta disminuyendo su intensidad.

La producción de ozono en la ionosfera que impedía los rayos ultravioletas a disminuido y han aparecido unos enormes agujeros sobre los polos permitiendo la llegada de los rayos de sol a la superficie del planeta. La actividad del hombre esta alterando la composición de la atmósfera, produciendo el llamado efecto invernadero que atrapa el calor y aumenta la temperatura. Todos estos fenómenos al ocurrir simultáneamente producirán alteraciones en el clima y un aumento de temperatura en los mares, lo que derretirán mas rápidamente el hielo en los casquetes polares. Esto causara un aumento en el nivel de los mares, produciendo inundaciones en las tierras costeras y la modificación morfológica de los continentes donde vivimos. Los mayas dijeron que esta sería la forma que nuestro planeta se limpiaría y reverdecería por todas partes. 

El aumento de temperatura comenzó informes científicos de diversas fuentes lo confirman, estudios realizados por la universidad de Colorado, concluyen que los glaciales y los picos nevados de todo el mundo están disminuyendo su volumen notablemente como resultado del aumento general de temperatura en todo el planeta; el glacial más grande de África en el monte kenia perdió el 92 por ciento de su masa, los glaciales del monte kirimanyaro se han reducido en un 73 por ciento, en España en 1980 habían 27 glaciales, hoy él número se ha reducido a 13 en los alpes europeos y el caucaso en Rusia se han achicado en un 50 por ciento y en nueva Zelanda y los montes ti han chan entre Rusia y china en un 26 por ciento, los cálculos preliminares del estudio dicen que si los cambios continúan a mismo ritmo, en cincuenta años no habrá picos nevados en ninguna parte del mundo. 

En la antártica la situación es aun más grave el glacial Park IceLand se esta derritiendo desde su centro no desde sus bordes, es sabido que un estanque o un lago helado comienza a derretirse lo hace siempre de su centro. 

La temperatura en la antártica ha aumentado 2.25 grados en los últimos 25 años, y esta apareciendo vegetación en partes donde antes no existía mas que hielo, el 50% de la población del mundo vive cerca del mar por lo cual millones de personas se verán afectadas y desplazadas de sus hogares, 1998 estableció record en altas temperaturas las más altas en 600 años, sin embargo un aumento de temperatura como el que ha venido ocurriendo no cambia rápidamente los niveles de agua en todo el planeta, será un proceso que tomará varios años; lo único que podría lograrlo es un cambio súbito en la posición de la corteza terrestre sobre su núcleo central, esto ya ha ocurrido varias veces en el planeta al cambiar la posición de los polos. Sabemos que muchas cosas que no queremos que sucedan y que causan grandes tragedias finalmente suceden, debemos concentrarnos en producir resultados positivos de nuestras acciones y al mismo tiempo crecer con las dificultades que encontremos, debemos asumir la vida y tomar nuestras decisiones de manera conciente hay que abrir los ojos a las posibilidades que puede traernos un mundo en el que todos culpan a los demás de lo que sucede.

Todas las profecías buscan un cambio en la mente del hombre pues el universo esta generando todos esos procesos para que la humanidad se expanda por la galaxia comprendiendo su integridad fundamental con todo lo que existe.

5° profecía Maya

La quinta profecía maya dice que todos los sistemas basados en el miedo, sobre la que esta fundamentada nuestra civilización, se transformaran simultáneamente con el planeta y el hombre, para dar paso a una nueva realidad de armonía. 

El hombre esta convencido que el universo existe solo para él, que la humanidad es la única expresión de vida inteligente, y por eso actúa como un depredador de todo lo que existe. 

Los sistemas fallaran para enfrentar al hombre consigo mismo y hacerlo ver la necesidad de reorganizar la sociedad y continuar en el camino de la evolución que nos llevará a comprender la creación. 

En estos momentos prácticamente todas las economías del mundo están en crisis, y se ha desatado una ola especulativa en todas partes, en solo un día 1.5 trillones de dólares cambian de mano en los mercados financieros internacionales. Un 15 % de caída en los mercados hacen desaparecer una riqueza equivalente a la producción anual de todas las fabricas de EEUU. 

Desde 1.995 la economía mundial no esta dominada por el intercambio de automóviles, acero, trigo y otros bienes y artículos reales, sino por el intercambio de divisas acciones y bonos; es decir de riqueza virtual con la que es muy fácil especular. 

El síndrome de la tarjeta de crédito se ha vuelto un mal común. El hombre se endeuda mas allá de lo que gana poniendo su economía personal en la cuerda floja y eso se refleja en todos los niveles, la especulación entorno al capital financiero condujo a una situación económica muchos mas delicada que la de 1929 antes del derrumbe de la bolsa en 1.930.

Casi todas las economías están en problemas y los salvavidas gubernamentales, con dinero de bancos que están al borde de la quiebra, dificultan aun más todo este proceso. Existen situaciones de alto riesgo en el sistema económico y en el manejo de información, y si a esto le agregamos el aumento en la actividad del sol que puede causar daños irreparables en los satélites, la situación se complica. 

Con las llamaradas solares se recibe una dosis inusual de rayos ultra violeta que se expanden a la atmósfera superior de la tierra, disminuyendo la presión que existe sobre los satélites que están a baja altura, esto los hace bajar de orbita a una mucho más rápida, perdiéndose contacto temporal con ellos en el mejor de los casos e interrumpiendo todas las comunicaciones del planeta; también puede suceder que los 19.000 objetos que se encuentran en la orbita de la tierra al recibir una alta dosis de electromagnetismo del sol, vean dañados sus componentes electrónicos y dejen de funcionar para siempre.

Al afectarse la ionosfera por las extraordinarias emisiones solares, se producen alteraciones en todas las comunicaciones de radio y televisión pues es en esa capa de la atmósfera es donde se trasmiten y se reflejan las distintas frecuencias. Tenemos entonces que las economías y las comunicaciones son sistemas muy frágiles e interconectados a todos los demás, la red eléctrica es especialmente sensible a las llamaradas solares como ocurrió durante nueve horas en todo Québec, en 1989. 

El sistema de electricidad es la columna vertebral de nuestras sociedades contemporáneas, si fallaran, fallarían uno tras otro todos los demás sistemas como fichas de domino que caen consecutivamente. Se dice que un sistema es igual de fuerte al más débil de sus componente o eslabones, imaginemos como reaccionaria nuestra sociedades a todos estos sucesos simultáneos, la comida comenzaría a escasear. 

Las comunicaciones serán imposibles, el tráfico enloquecera en todas las ciudades, la economía se paralizara, la mayoría de la gente perdera la razón, comenzaran los desordenes civiles que por la cantidad de gente involucrada desbordara todos las expectativas y controles de los gobiernos. Esta situación de descontrol total modificara para siempre todos los sistemas de la sociedad, los sistemas religiosos basados en un Dios que infunde miedo también entraran en crisis. Surgirá un sólo camino espiritual común para toda la humanidad que terminara con todos los límites establecidos en las distintas maneras de ver a Dios. 

El nuevo día galáctico esta anunciado por todas las religiones y cultos como una época de paz y armonía para toda la humanidad. Es claro entonces que todo lo que no produzca este resultado, deberá desaparecer o transformarse, la nueva época de luz no puede tener una humanidad basada en la economía militar de imposiciones de verdades por la fuerza.

6° profecía Maya

La sexta profecía maya dice que en los próximos años aparecerá un cometa cuya trayectoria pondrá en peligro la existencia misma del hombre. 

Los mayas veían a los cometas como agentes de cambio que venían a poner en movimiento el equilibrio existente para que ciertas estructuras se transformasen permitiendo la evolución de la conciencia colectiva. 

Todas las cosas tienen un lugar que les corresponde. Todas las circunstancias, aún las mas adversas, son perfectas para generar comprensión sobre la vida, para desarrollar la conciencia sobre la creación; por esto el hombre se ha enfrentado constantemente a situaciones inesperadas que le generan sufrimiento, es un modo de lograr que reflexione sobre su relación con el mundo y con los otros, así a lo largo de muchas experiencias, en muchas vidas, comprenderá las leyes universales de la razón de la creación. Para los mayas Dios es la presencia de la vida, tiene todas las formas y su presencia es infinita.

El cometa del que habla la sexta profecía fue también anunciado por muchas religiones y culturas. Por ejemplo en la Biblia, en el libro de las revelaciones, aparece con el nombre de ajenjo. Si el cometa aparece es posible que su trayectoria lo lleve a chocar con la tierra o también que por medio de físicos o síquicos logremos desviar su trayectoria. 

Los cometas siempre han formado parte del sistema solar, miles de residuos atraviesan, cruzan, rozan, van y vuelven periódicamente e incluso chocan con los planetas que se mueven siempre tranquilos en orbitas regulares alrededor del sol. 

La comunidad científica acepta que hace 65 millones de años en el cretácico terciario un cometa cayó en Chixilub, en el océano atlántico, frente a la península de Yucatán, causando la extinción de los dinosaurios; su cráter de 180 Km. de diámetro contiene altas concentraciones de iridio, un elemento muy raro en la tierra pero común en los asteroides. 

Se ha asociado la aparición de los cometas a situaciones difíciles como la que coincidió con la erupción del volcán Vesubio que destruyó a Pompeya en el año 79 de nuestra era, o con el derrocamiento del rey Harol por Guillermo el conquistador en Inglaterra que en el 1066 fue registrado en el tapiz de Bayeux. Han causado pánico colectivo: el Halley en 1910, entonces se presumió que su cola era de un gas venenoso, el cianuro, se vendieron millones de píldoras para protegerse de él; también han sido causantes de suicidios colectivos como el de los 39 miembros del culto Heaven gates en 1997, quienes creyeron que el enorme cometa Hale - Bopp. Con 40 Km. de diámetro venia a estrellarse.

Los cometas siempre han generado controversia pero tal vez nunca tanta como en 1456, cuando reapareció el cometa Halley y fue considerado un agente del diablo, el cual habría que expulsar de los cielos siendo excomulgado por el Papa Calixto III.

Fue Isaac Newton el que descubrió que la gravedad mantiene a los planetas girando en orbitas definidas girando alrededor del sol. Edmond Halley su contemporáneo utilizo estos cálculos para determinar las órbitas de los cometas anunciando que cada 76 años el cometa Halley regresaría, por este motivo lleva su nombre. También los cometas han causado desastres regionales como en Siberia, sobre el rió Tunguska, un asteroide de aproximadamente 50 metros de diámetro explotó en el aire en 1908 destruyendo instantáneamente 2000 Km. de espeso bosque. Algunos se han acercado bastante a la tierra como el cometa Iras Saraki Alcob que en 1983, se acerco a 6.000.000 de Km. y pudo causar una explosión mayor que si explotaran simultáneamente todas las bombas atómicas existentes.

Los mayas siempre estudiaron y registraron los eventos del cielo, su alerta fue prevenir al hombre los peligros de no conocer la orbitas y periodos de grandes residuos que se cruzan con la trayectoria conocida de la tierra. Ellos sabían que para el hombre moderno descubrir con anticipación un asteroide tan grande que pudiera causar su extinción y luego desviarlo sería uno de los mayores logros de la historia humana y un hecho crucial que nos uniría como especie. 

Antiguamente la esfera celeste era el dominio de los dioses, la aparición sorpresiva de un objeto desconocido que dominaba la noche era motivo de miedo y misticismo; por ese motivo los mayas construyeron observatorios dedicados a estudiar dichos fenómenos. Querían entender sus impredecibles movimientos en el cielo, especialmente después que establecieron las posiciones de los planetas y las estrellas. 

El peligro inminente nos obligaría a construir un nivel de cooperación internacional, a establecer un sistema de comando y control por encima de los países y una estructura de comunicación mundial seria la única manera que los países declinaran su soberanía a una identidad como las naciones unidas, dando paso a un gobierno mundial para el bien común, sería un cambio para aprender a trascender la separación que es la base de nuestra sociedad.

7° profecía Maya

La séptima profecía maya nos habla del momento que el sistema solar en su giro cíclico sale de la noche para entrar al amanecer de la galaxia. Dice que los 13 años que van desde 1999 al 2012, la luz emitida desde el centro de la galaxia sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades. Que todos los seres humanos tienen la oportunidad de cambiar y romper sus limitaciones, recibiendo un nuevo sentido, la comunicación a través del pensamiento, los hombres que voluntariamente encuentren su estado de paz interior, elevando su energía vital llevando su frecuencia de vibración interior del miedo hacia el amor, podrán captar y expresarse a través del pensamiento y con el florecerá el nuevo sentido.

La energía adicional del rayo trasmitido por Hunak-Hu activa el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta. Este sentido ampliara la conciencia de todos los hombres, generando una nueva realidad individual, colectiva y universal, una de las trasformaciones más grandes ocurrirá a nivel planetario, pues todos los hombres conectados entre sí como un solo todo, dará nacimiento a un nuevo ser en el orden galáctico. 

La reintegración de las conciencias individuales de millones de seres humanos despertará una nueva conciencia en la que todos comprenderán que son parte de un mismo organismo gigantesco. La capacidad de leer el pensamiento entre los hombres revolucionara totalmente la civilización, desaparecerán todos los límites, terminará la mentira para siempre porque nadie podrá ocultar nada, comenzará una época de trasparencia y de luz que no podrá ser opacada por ninguna violencia o emoción negativa. Desaparecerán las leyes y los controles externos como la policía y el ejercito, pues cada ser se hará responsable de sus actos y no habrá que implementar ningún derecho o deber por la fuerza. 

Se conformara un gobierno mundial y armónico con los seres más sabios del planeta, no existirán fronteras ni nacionalidades, terminaran los límites impuestos por la propiedad privada y no se necesitará el dinero como medio de intercambio.

Se implementaran tecnologías para manejar la luz y la energía y con ellas se transformara la materia, produciendo de manera sencilla todo lo necesario y poniendo fin a la pobreza para siempre.

La excelencia y el desarrollo espiritual serán el resultado de hombres en armonía que realizan las actividades con las que vibran mas alto; al hacerlo expandirán su comprensión.

Sobre el orden universal, con la comunicación a través del pensamiento, aparecerá un súper sistema inmunológico que eliminara las vibraciones. Se dará una baja de miedo, producida por las enfermedades, al prolongarse la vida de los hombres. 

La nueva era no necesitara del aprendizaje del contraste inverso producido por las enfermedades y el sufrimiento que caracterizaron los últimos miles de años de historia.

Los hombres que consciente y voluntariamente encuentren su paz interior, entran en una nueva época de aprendizaje por contraste armónico, la comunicación y la reintegración hará que las experiencias, los recuerdos individuales y conocimientos adquiridos estén disponibles sin egoísmos para todos los demás. 

Será como una Internet a nivel mental que multiplicara exponencialmente la velocidad de los descubrimientos, y se crearán sinergias nunca antes imaginadas.

Se acabaran los juicios y los valores morales que cambian con las épocas, como la moda , se comprenderá que todos los actos en la vida son una manera de alcanzar una mayor comprensión y armonía. El respeto será el elemento fundamental de la cultura, transformará al individuo y a la comunidad y colocara a la humanidad en posibilidad de expandirse por la galaxia. 

Las manifestaciones artísticas, las ocupaciones estéticas y las actividades recreativas comunitarias ocuparan la mente humana, miles de años fundados en la separación entre los hombres que adoraron a un Dios lejano que juzga y castiga, se transformaran para siempre; el hombre vivirá la primavera galáctica, el florecimiento de una nueva realidad basada en la reintegración con el planeta y todos los seres humanos en ese momento comprenderemos que somos parte integral de un único organismo gigantesco y nos conectaremos con la tierra. Los unos con los otros con nuestro sol y con la galaxia entera. Todos los hombres comprenderán que el reino mineral, vegetal, animal y toda la materia esparcida por el universo a todas las escalas desde un átomo hasta una galaxia, son seres vivos con una conciencia evolutiva.

A partir del sábado 22 de diciembre del año 2012 todas las relaciones estarán basadas en la tolerancia y la flexibilidad, pues el hombre sentirá a otros hombres como otra parte de sí mismo. 

 

Cultura Maya: enseñanzas, profecías y evolución

A continuación un estudio basado en el mensaje de alerta y de esperanza que la cultura maya dejó registrado para nuestra humanidad actual, para los tiempos de cambio del último gran ciclo solar de 5.125 y especialmente del último KATUN o periodo de 20 años del último ciclo solar, es decir, desde 1992 al 2012 de nuestro calendario solar.

Los mayas dejaron dos tipos de mensajes: uno de advertencia por la autodestrucción de la raza humana pensante, otro como mensaje de esperanza, como el inicio de la era de la mujer, de la sensibilidad, de la madre.

Actualmente todos notamos un cierto “apocalipsis” en nuestras vidas y en el mundo: guerras, polución, desastres meteorológicos, cambios climáticos, tornados, inundaciones, caída de los supuestamente seguros sistemas de control global y social... en definitiva, la raza humana o “especie pensante” no vive en armonía.

La Biblia decía que llegarían tiempos de apocalipsis. Los mayas sabían que todo lo que está aconteciendo iba a ocurrir, por eso dejaron una guía para que cada uno de nosotros pudiera llevarse a sí mismo a una Nueva Era, al AMANECER DE LA GALAXIA.

La Guía son las “7 Profecías Mayas”, basadas en conclusiones sobre estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento del universo.

¿Quiénes eran los mayas?

Lo primero que se sabe de los mayas es del año 600 a.C., tiempo en el que aparecieron simbologías talladas en piedras. En el 300 d.C., comienza el desarrollo de los mayas, seres que dedican su vida a estudiar y registrar la galaxia. Los mayas construyeron sus maravillosas ciudades, sus lugares ceremoniales y sus pirámides al Sur de México, en la provincia del Yucatán, Honduras y Guatemala. Dejaron gravados en la piedra sus mensajes de tiempo, del recorrido del SOL, de la Luna, de Venus y el camino para que la humanidad se dirija hacia el crecimiento de la LUZ y la Nueva Era, no hacia el materialismo y la autodestrucción.

Después de casi 600 años de intensa actividad constructora y de un asombroso desarrollo científico en el año 830 d.C., todo el pueblo maya desaparece de manera voluntaria y consciente. Abandonan sus ciudades, sus casas, sus templos ceremoniales en el momento de mayor desarrollo de su civilización, dejándolos intactos y poco a poco son devorados por la selva. Quedan algunos custodios a cargo de lo abandonado, supervisores de la herencia que nos dejaron.

Tras 200 años aproximadamente desde el abandono, la mayoría de sus ciudades desaparecen entre la selva y algunas de ellas son repobladas nuevamente. En el año 940 d.C., el Rey tolteca llamado como “Serpiente de Luz Emplumada” conduce a su pueblo hacia el sur, huyendo de la invasión bárbara de los chichimecas del norte, que habían destruido su capital, TULA. Los toltecas ocuparon nuevamente algunas de las ciudades mayas abandonadas haciéndolas renacer, pero nunca llegan a la mismos niveles de desarrollo. La época maya-tolteca dura desde el año 1000 al 1350 d.C., cuando comienzan a desaparecer lentamente.

En el año 1500 d.C., cuando llegan los conquistadores, la mayoría de sus ciudades están nuevamente cubiertas por la selva y para el año 1700 lo poco que queda de ellos ya no existe.

De las investigaciones sobre las ruinas de sus ciudades, del estudio de las fechas y los números tallados en sus muros, de su exacto calendario, de sus códices y libros sagrados, están reapareciendo conocimientos y se están descifrando sus misteriosos mensajes de alerta y esperanza.

La palabra MAYA viene de “MAYAB”, que significa: “sitio del planeta Tierra llamado Yucatán”. Para los hindúes la palabra MAYA significa ILUSION; MAYA también significa Mente, Magia y Madre.

“MAYA, MAYAA y MARIA” son una misma palabra y curiosamente la madre de Buda se llamaba MAYA y la madre de Jesús se llamaba MARIA.

Nuestro mes de MAYO lleva el nombre de la diosa romana MAYA; la Diosa de la Primavera, del Florecimiento.

En la filosofía esotérica la palabra MAYA representa a una mente que se libera del cuerpo para moverse a grandes distancias con plena consciencia.

Primera Profecía Maya

Dicen los mayas que la primera profecía tienen que ver con el final del miedo en nuestro mundo de odio y materialismo. Dicen que terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012. Será entonces cuando la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como  raza pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo está vivo y consciente, que somos parte de este todo y podemos existir en una Nueva Era de Luz.

A partir del año 1999 nos quedan 13 años para cambiar nuestro camino de destrucción a un cambio de actitud hacia la conciencia, para integrarnos con todo lo que existe.

Los mayas sabían que el SOL o KINICH-AHAU, como ellos le llamaban, es un organismo vivo que respira y que cada cierto tiempo se sincroniza con el enorme organismo en el que existe, la galaxia, y que al recibir un chispazo de luz del centro de la galaxia brilla más intensamente, produciendo en su superficie lo que los científicos denominan “erupciones solares”.  Los mayas dicen que esto sucede cada 5.125 años, que la Tierra se ve afectada por los cambios en el SOL mediante un desplazamiento de su eje de rotación. Predijeron que a partir de este movimiento (hasta el 2012), se producirían grandes cataclismos. Para los mayas, los procesos de respiración de la galaxia son cíclicos y nunca cambian, lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa por ellos siempre en un proceso hacia la perfección. Los mayas predijeron que desde el año 3.013 a.C. y 5.125 años más en el futuro, o sea, el sábado 22 de diciembre del año 2012, el SOL, al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia, cambiaría su polaridad y produciría una gigantesca llamarada radiante. Para entonces la humanidad tendrá que estar preparada para atravesar las puertas que nos dejaron los mayas, transformando la civilización actual basada en el miedo, en una vibración mucho más alta, de armonía. Sólo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta, para dar comienzo a una nueva era, una sexto ciclo del SOL de 5.125 años.

Los mayas aseguraban que su civilización era la 5º iluminada por el SOL, el quinto gran ciclo solar, y que antes habían existido sobre la Tierra otras 4 civilizaciones que fueron destruidas por grandes desastres naturales. Creían que cada civilización es sólo un peldaño en el ascenso de la conciencia colectiva de la humanidad. Para los mayas, en el último cataclismo, la civilización fue destruida por una gran inundación que dejó unos pocos sobrevivientes de los cuales ellos eran descendientes; pensaban que al conocer el final de esos ciclos muchos seres humanos se preparaban para eso, habían logrado conservar en el planeta a la especie pensante, el hombre. Nos dicen que el cambio de los tiempos nos permite ascender un peldaño en la escala evolutiva de la consciencia, dirigirnos a una nueva civilización que vivirá en mayor armonía y comprensión para todos los seres humanos.

La 1º profecía nos habla del “TIEMPO DEL NO TIEMPO”, un periodo de 20 años o KATUN, de los últimos 20 años del gran ciclo de 5.125 años, es decir, desde el 1992 hasta el 2012, profetizaron que durante estos años manchas de viento solar cada vez más intensos  aparecerían en el SOL, que desde 1992 la humanidad entraría en un periodo de grandes aprendizajes, de grandes cambios, que nuestra propia conducta de depredación del planeta contribuiría a que estos cambios sucedieran.

La 1ª profecía dice que estos cambios van a suceder para comprender cómo funciona el universo y para que avancemos a niveles superiores de consciencia, dejando atrás el materialismo y liberándonos del sufrimiento.

El Libro Sagrado Maya del CHILAM BALAM, dice: “Al final del último Katun (1992-2012) habrá un tiempo en que estarán sumidos en la oscuridad y luego vendrán los hombres del SOL trayendo la señal futura. Despertará la Tierra por el norte y el poniente, el ITZA despertará”.

La 1ª profecía dice que 7 años después del último KATUN, es decir, en 1999, comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta; dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar. Ellos hablan de esta época como la que la humanidad entrará en el “Gran Salón de los Espejos”, una época de cambios para enfrentar al hombre consigo mismo, para hacer que entre en el Gran Salón de Los Espejos y se mire, que mire y analice su comportamiento con él mismo, con los demás, con la Naturaleza y con el Planeta, una época donde toda la humanidad, por decisión consciente de todos nosotros, decide cambiar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.

A partir del 13 de agosto del 1999 empezó a correr los últimos 13 años, la última oportunidad para nuestra civilización, para realizar los cambios que nos conduzcan al momento de la regeneración espiritual y a una Nueva Era Dorada planetaria.

Predijeron que desde esas fechas las fuerzas de la Naturaleza serán el catalizador de una serie de cambios de tal magnitud que el hombre se verá impotente para contenerlos. La seguridad que tenemos en todos los sistemas y en la tecnología que hemos creado a nuestro alrededor comenzará a flaquear, ya no podremos aprender más de esta civilización, de la forma que estamos organizados socialmente; dijeron que nuestro desarrollo interno necesita un lugar mejor.

La 1ª profecía fue posible gracias a sus estudios sobre el SOL que hace 1200 años permitieron a los mayas descubrir que todo el sistema solar se movía, que el universo tiene ciclos, periodos de tiempo repetitivos que comienzan y terminan, como el día y la noche; descubrieron que el sistema solar se desplaza en una elipse que le aleja y acerca al centro de la galaxia, es decir, que el SOL y todos los planetas se mueven en ciclos en relación con la luz central de la galaxia, descubrieron que la elipse, ese giro que hace el SOL tiene una duración de 25.625 años, a este ciclo le podemos llamar DIA GALACTICO.

Cuando el recorrido llega a la mitad, es decir, a los 12.800 años, estamos cerca del centro de la galaxia de la luz, estamos iluminados en el DIA DE LA GALAXIA:

En el siguiente recorrido de 12.800 años, nuestro SOL está cada vez más lejos de la luz central, es decir, en la sombra, en la NOCHE DE LA GALAXIA.

Hay DIA y NOCHE en la galaxia, sucede lo mismo que en nuestro planeta pero en una escala mucho mayor. Cada DIA y cada NOCHE duran 12.800 años.

Los mayas descubrieron que cada gran ciclo de 12.800 años contiene ciclos menores que tienen las mismas características que los ciclos mayores.

El CICLO GALACTICO de 25.625 años está dividido en 5 ciclos de 5.125 años:

El 1º - DIA DE LA GALAXIA; es el primer ciclo, es el ciclo de la MAÑANA GALACTICA. Cuando el sistema solar acaba de salir de la oscuridad para entrar en la LUZ. Es un periodo de gestación, de conformación.

El 2º - MEDIODIA DE LA GALAXIA; donde el SOL central es muy fuerte, una etapa de desarrollo que culmina con su mayor expresión.

El 3º - TARDE DE LA GALAXIA; se comienza a sentir menos la LUZ.

El 4º - ATARDECER / NOCHE DE LA GALAXIA; el atardecer se convierte en noche, donde se realiza una toma de conciencia de todo lo hecho.

El 5º - LA PROFUNDA NOCHE DE LA GALAXIA; que vuelve a dar paso a otros 5 ciclos de 5.125 años, y así eternamente....

La 1º profecía dice que en 1999 el sistema solar comenzó a salir del último de esos 5 ciclos de 5.125 años, que nos encontramos en el AMANECER DE LA GALAXIA, saliendo de la oscuridad y a punto de entrar de pleno en el DIA GALACTICO. Dice que al final y al comienzo de estos ciclos, es decir, cada 5.125 años, el SOL central de la galaxia emite un rayo de luz muy intenso, brilla poderosamente, iluminando a todo el universo.

Este periodo de tránsito en el final de un ciclo de 5.125 años y principio del nuevo ciclo, dura 20 años (es un KATUN), siendo en nuestro calendario desde el 1992 al 2012. Precisamente ahora nos encontramos en el “TIEMPO DEL NO TIEMPO”. Es así un momento evolutivo corto pero una etapa muy intensa, dentro de los grandes ciclos donde se producen cambios muy rápidos para impulsarnos hacia una nueva etapa de evolución como individuos y como humanidad.

Estamos en un periodo del NO TIEMPO y como individuos tenemos que tomar una decisión que nos afectará a todos si continuamos en este curso negativo de odio de unos por los otros, de destrucción de la Naturaleza, de miedo y egoísmo, iremos directos a la destrucción y al caos, desapareciendo como especie pensante del planeta.

 

Si tomamos consciencia y nos damos cuenta que todos formamos parte de un gran organismo gigantesco, que debemos respetarnos los unos a los otros, que debemos sanar a la Madre Tierra y ocuparnos de su limpieza, iremos directos al crecimiento positivo.

La Naturaleza, nuestro SOL, la Galaxia, están esperando nuestra decisión, de nosotros depende el sentido que adoptará el cambio de los tiempos, si será una etapa de dolor y destrucción o por el contrario nos encontrará unidos en una misma consciencia colectiva dirigidos hacia el siguiente ciclo.

Enseñanzas y Mensaje de Kryon – Entidad no humana de Servicio, que es canalizada por Lee Carroll.

Del libro Kryon VII – Cartas desde el Hogar.

Sois los precursores de quienes están llamados a cambiar el mismísimo tejido de la concienciación de este planeta.

Algunos de vosotros os encontráis en una encrucijada – un punto cero – razón por la que estáis aquí y por la que pasáis vuestros ojos por estas páginas. Otros os halláis en medio de una búsqueda más larga que comenzó hace años y que culminará en éste (1999) amados míos. La energía que permiten que llegue ahora tiene el potencial de generar episodios en sus vidas humanas que, por fin, les ayuden a reconocerse y darse cuenta de quiénes son y de con qué contribuyen. Existen decisiones y cambios vitales e incluso sanaciones potenciales en las butacas de quienes estáis recibiendo este mensaje.

Esa energía recibe el nombre de “amor” y se os hace entrega de ella sólo con vuestra intención.

Aunque parezca increíble, todas vuestras células lo saben. Se trata de una medida – una actitud de la energía - que Dios no puede tomar, que debe proceder de un lugar de energía concentrada al que llamamos Gran Fuente Central (la Luz de la Galaxia Central, según los Mayas). No es ningún lugar físico, sino más bien un concepto sustancial. Consiste en un concepto interdimensional que no cuadra con los paradigmas de vuestra concienciación pero al que, si pudierais imaginaros allí donde viváis un atributo como éste tan lleno de amor puro (cuando ya no estéis aquí), llamaríais HOGAR.

Los Seres Humanos estáis en el planeta por un breve periodo de tiempo. Eso es lo que ocurre con las familias y lo que está ocurriendo aquí. Aunque vuestro “auténtico yo” divino sea eterno, os habéis alejado durante mucho tiempo de vuestra familia espiritual.

El plan divino no procede de fuera, sino de vuestro interior. La primera tarea de todos los Seres Humanos, al llegar a ese lugar en el que tienen conciencia, es la de cambiar quienes son. Todo lo que consideráis espiritual sobre vosotros mismos tiene la esencia de su origen en la estructura que denomináis ADN. Por lo tanto, la primera tarea es la de cambiar la estructura del ADN, lo cual se hace a través del deseo y la intención. Intención que debe ser pura. No os sorprendáis de que cuando solicitéis un cambio espiritual, sea vuestra biología la primera en reaccionar. El contrato con el que llegasteis, el conocimiento de quiénes sois, vuestra huella magnética, se encuentra localizado en el código genético. Todo lo que jamás existió, el informe existente en los registros askásicos, el registro de vuestra existencia en la Tierra como Seres Humanos, todas vuestras vidas se encuentra en ese código.

Durante años os hemos venido diciendo que las actividades de los rayos gamma que podríais descubrir chocando con vuestro planeta revestía cierta importancia y que incluso contaban con un cierto significado espiritual. Efectivamente, los científicos comienzan por fin a ver esa energía y esos rayos gamma que vienen montados en ella.

¿Por qué suponéis que ocurren cosas como las que ocurren aquí en este cambio de milenio (1999)? Vuestros meteorólogos os dicen que se trata de una época única, que nunca ha ocurrido nada parecido, al menos nada que ellos hayan podido medir en la Historia de los Humanos. Y tienen razón.  (Cambios sociales, planetarios, climáticos profetizados por los mayas a partir del 1999).

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué estáis recibiendo, en estos momentos, los dones del Espíritu? ¿Por qué aumentan cada vez más las informaciones canalizadas?

Estoy aquí para informaros de que existen un fin, una planificación, un horario; de que hay una concienciación tras los sucesos a medida que éstos se van produciendo. No es casualidad que los sanadores se estén dando cuenta de que se está produciendo un incremento en sus poderes. No se debe al azar que quienes, en la actualidad, están conectados con las Ciencias vean como aumenta lo que están aprendiendo en determinadas áreas como por ejemplo la Física y la Biología (por ejemplo: Proyecto Genoma Humano, comentario de Laura Sanmartín).

Permitidme que os hable de la línea cronológica cósmica, que es algo que lleváis grabado en cada una de las células de vuestro cuerpo. La línea cronológica cósmica revela un propósito detrás de la razón por la que os encontráis aquí, un propósito tras la propia historia espiritual. Algunos lo denominan el “gran experimento de los 5 mil millones de años”.

Este momento de la historia os convoca y os trae aquí porque estáis volviendo a sentir de nuevo la energía lemúrica. ¡Todos sois viejas almas conocidas! Algunos de vosotros habéis pasado por más de mil de estas experiencias denominadas encarnaciones y lo sabéis perfectamente.

Hace decenas de miles de años os mostrasteis de acuerdo en venir a este planeta y disfrazaros de dualidad, una postura del Ser Humano que os impide ver quiénes sois en realidad.  Los procedentes de la Gran Fuente Central, sabéis quiénes sois en vuestro nivel celular. No sois vosotros el experimento, sino los experimentadores que colaboran en la prueba.

¿Qué clase de energía espiritual es la que va a tener el Nuevo Universo? (la Nueva Era e LUZ, según los mayas) ¿Con qué clase de matiz de amos va a contar? ¿Quién va a decidirlo?

 

Se decidió que se crearía un planeta con una vida diseñada neutra y adecuadamente oculta para que los ángeles de la Gran Fuente Central lo habitasen durante decenas y más decenas de miles de años y llevasen a cabo una prueba de imparcialidad espiritual. Vendrían a la Tierra para que se les ocultase quiénes eran. Parte de su biología básica les sería dada por otras entidades del universo físico para equilibrar su evolución espiritual. Caminarían de forma humana, morirían de forma humana y volverían a nacer. Morir y renacer. Se produciría una rápida rotación de vida. A cuerpos biológicos diseñados para vivir hasta 950 años, se les permitirá hacerlo al principio hasta 30, después hasta 790 u 80. Una información espiritual programada con antelación crearía la muerte, las enfermedades y el envejecimiento. Los residuos de una vida pasarían a la próxima, generando pruebas que tendrían o no que ser resueltas con la energía que se estaba sometiendo a prueba. La resolución de estas pruebas crearía una nueva energía suplementaria que cambiaría la velocidad de vibración del planeta. Se decidió que la conclusión de la prueba tendría lugar aproximadamente en vuestro año 2012, fin del calendario para algunos de los antiguos habitantes de la Tierra (como los mayas y sus profecías que indican la misma fecha del 2012 como fecha definitiva de cambio a la Nueva Era de Luz), que de forma intuitiva ofrecieron esta información. La medición final, junto con el fin de la prueba, se produciría en ese momento del 2012.

 

La Tierra es el campo experimental. Es única. No existe ningún planeta como éste en todo el universo físico. Lo que finalmente ocurrirá, queridos míos, será la energía aplicada al nuevo acontecimiento creativo. Lo que ocurra con la energía del año 2012, cuando se tomen las postreras mediciones del calendario espiritual, será que se convertirá en la energía del Nuevo Universo, aunque éste todavía carezca de nombre. Es vuestra energía la que va a ser transferida a ese Nuevo Universo y, después, recibirá su nombre. Llevará marcado el sello de la Humanidad con todos vuestros nombres y seréis muchos de vosotros los que, en definitiva, llegaréis a vivir en él.

¿Qué ocurrirá en el 2012, nos evaporaremos?

 

La Tierra adoptará una nueva tarea. Como millones de formas de vida de vuestro universo físico, este planeta llegará finalmente a reunirse con otros muchos. El potencial es enorme y ahora me estoy refiriendo a un nuevo plan que no es inmediato, pero que tendréis la capacidad de empujar hacia delante. Este nuevo plan os llevará finalmente a una energía a la que llamamos “Nueva Jerusalén”, que es lo que algunos de vosotros lleváis esperando desde hace tiempo y que ahora tenéis al alcance de la mano. Es también el momento en que finalmente conoceréis “oficialmente” otras formas de vida (seres provenientes del SOL, según los mayas).

 

La nueva “Nueva Era” se acerca. A nosotros nos gusta llamarla la “Era de Ahora”. En esta nueva “Nueva Era” el amor tiene un poder absoluto sobre la materia

 

Las sabias culturas antiguas predijeron aquello en lo que estamos sumergidos la humanidad actualmente. Estamos en pleno cambio evolutivo de la especie humana y son muchos y distintos los “canales” por los que llega o se recupera la información ya existente. Lo importante no es quién lo dice o cómo lo dice, lo importante es que en esencia todos los mensajes dicen lo mismo y esa es una comprobación, si se quiere, de que efectivamente es así.

Mucho más allá de nuestra vida limitada y cotidiana, mucho más allá de lo que algunos dicen llamar “MATRIX” o sea, esa realidad irreal en la que creemos vivir, ese vestir de “Ser Humano” como dice Kryon, o ese “ser inconsciente de nuestro espíritu para vivir en el miedo y el materialismo”, como dicen los mayas; estamos viviendo un ciclo de cambios definitivos para la especie humana, cambios que deben proceder del interior del individuo y que deben ser realizados individualmente para que, unidos a los demás, alcancemos la conciencia necesaria para que la “Nueva Era”, la “Nueva Jerusalén” o la “Nueva Era de la Luz” sea una realidad en la que vivamos a partir del 2012. Algunos sabemos positivamente que así va a ser, otros necesitan “despertar” y tomar conciencia de ello, de su espiritualidad, de su ilimitación.

En cualquier caso nuestro compromiso es y debe ser hacer de la consciencia una realidad en nuestra vida cotidiana. Vivir la vida física, además de la espiritual, con la consciencia de quiénes somos, en qué momento histórico vivimos, cómo podemos contribuir al cambio desde nuestras vidas propias a las de los demás, y cómo nos relacionaremos desde el amor en todas las circunstancias de la vida cotidiana, respetando a todo lo existente en el mundo y el universo, porque TODO somos nosotros y nosotros somos TODO.

Os animo a vivir la conciencia en el día a día para que, desde ahora hasta el 2012, contribuyamos con nuestros actos cotidianos a crear la “Nueva Era de la LUZ”, para vivir en ella con amor, plenitud y sabiduría.