LUIS MOYA
[-1911]
Revolucionario

Nació en la población de Nieves, Zacatecas, en fecha que se ignora, y donde se dedicó al combate. Hasta el 4 de febrero de 1911 se levantó en armas, en favor del maderismo, en un lugar cercano a su pueblo natal, logrando tomar la población donde naciera. Era alto, fornido, hábil jinete y mejor rejoneador, y animado por ese primer éxito, el día 7 se apoderó de la plaza de San Juan del Mezquital, siguiendo una carrera de triunfos. El 12 del mismo mes, derrotó al mayor Ismael Ramos en la hacienda del Aguaje, del Estado de Durango; al día siguiente tomó la plaza de San Juan de Guadalupe, después de cuatro horas de combate, apoderándose de armas, parque y diversos elementos de guerra, que le sirvieron para armar a la gente que se le unía y formaba ya un numeroso cuerpo de ejército.

Durante el mes de abril de 1911, Luis Moya organizó sus fuerzas con los elementos que le aportaron Martín Triana y Calixto Contreras, y el día 9 hizo con ellos una triunfal entrada en la ciudad de Zacatecas. El 22 siguiente, atacó y tomó la plaza de Mapimí, Durango, centro comercial muy importante, y el 26 cayó sobre Ciudad Lerdo, la que se le entregó. En el mes de mayo dejó el Estado de Durango y pasó de nuevo a Zacatecas, para marchar sobre la plaza de Sombrerete, en cuya calle de Hidalgo vivían algunos de sus familiares. Atacó la plaza con denuedo y derrotó a los federales, entrando victorioso a la población en que iba a morir.

Dictó algunas instrucciones a su gente, sobre todo recomendando que no se cometieran desmanes ni excesos, y se encaminó a caballo a visitar a sus familiares; pero al desmontar de la bestia, frente a la casa a donde llegaba, una bala perdida lo dejó muerto en el acto, el día 9 de ese mes de mayo de 1911. Fue uno de los soldados del guerrillero Pablo Méndez, que se embriagaban y hacían escándalo, disparando sus armas. Casimiro Monraz, amigo y subalterno de Moya, aprehendió y fusiló a Méndez, por no haber controlado a su gente, así como al soldado que disparó el arma.