Ignacio Allende
(1779 - 1811 )
Caudillo Insurgente

Nació el 21 de enero de 1779 en San Miguel el Grande, pueblo de Guanajuato, que en su honor lleva ahora el nombre de San Miguel de Allende. Sus padres fueron el español Don Domingo Narciso de Allende y Doña María Unzaga; al morir su padre, que era rico, dejó algunos bienes para que los administrara su compatriota, el español Berrio, quien proporcionó a la familia una buena posición, educando a Allende en la carrera de las armas. En 1802 tenía Allende el grado de teniente de la milicia de la Reina, año en que se casó; pero su esposa murió pronto. Estuvo de guarnición en el cantón de San Luis Potosí, a las órdenes del brigadier Calleja del Rey, y durante el año de 1807 radicó en la ciudad de México.

En 1809 era Allende capitán del regimiento de caballería de las milicias de la Reina, en su villa natal, en donde los militares García Obeso y Michelena lo invitaron a conspirar en Valladolid, contra el gobierno virreinal, causa a la que se entregó con verdadero entusiasmo. Descubierta la conspiración, participó en 1810 en la que sé forjada, en Querétaro, en casa del corregidor Domínguez, y visitaba en dolores al padre Hidalgo, conspirador también. En San Miguel el Grande ganó para la causa a los hermanos Aldama y en Celaya al capitán Arias; otro de los militares que acudieron a conspirar, invitados por él, fue el capitán Abasolo.

Allende era el alma de la conspiración, por su dinamismo, valor y prendas personales, y estaba señalado para ser el jefe militar de los ejércitos insurgentes; pero por el respeto que todos tenían al cura Hidalgo, le dejaron el mando supremo de la tropa, aunque él no era militar, con el resultado de que se cometerían muchos errores, que causaron seguramente la derrota de las primeras huestes y su gente y la muerte de sus principales caudillos, entre ellos los mismos Hidalgo y Allende. La junta militar nombró primeramente a Allende teniente general, y después, en Acámbaro, se le ascendió al grado de capitán general, pero siempre supeditado a Hidalgo, que fue capitán general y generalísimo.

Allende participó en el movimiento libertario de México desde los primeros momentos, juntamente con Hidalgo y Juan Aldama. Actuó con valor e inteligencia en todas las batallas libradas. No estuvo de acuerdo con Hidalgo cuando éste se retiró teniendo a la vista a la ciudad de México, sin intentar tomarla, después de haber ganado la batalla del Monte de las Cruces. Tampoco aprobó la táctica de Hidalgo, cuando éste evitó llegar a Querétaro, torciendo el rumbo en Chamacuero hacia Valladolid; y discrepó de presentar batallas en Aculco y en el Puente de Calderón, que fueron las acciones de guerra en que la insurgencia se derrumbó. Esas discrepancias constan en las cartas que se exhibieron entre ambos.

Las diferencias en la estrategia y las acciones de guerra, acaecidas entre Hidalgo y Allende, culminaron en que aquél fuera acusado de impericia militar, después de la catástrofe del Puente de Calderón, cerca de Guadalajara. La Junta militar le retiró entonces el mando a Hidalgo, y se lo dio a Allende; pero ya demasiado tarde para recobrar los primeros triunfos del ejército insurgente, pues ahí empezó el éxodo de los caudillos hacia el norte hasta llegar a la traición de Acatita de Baján. El 13 de diciembre de 1810, Ignacio Allende firmó con Hidalgo el primer tratado con los Estados Unidos de Norteamérica, constituyendo el primer gobierno provisional del México independiente, que habría de declarar la libertad.

En su viaje al norte del país, para reponerse de las derrotas sufridas, Allende fue aprehendido en Acatita de Baján, Coahuila, juntamente con los demás cabecillas insurgentes, al ser traicionados por Elizondo. Fue enviado Chihuahua, donde se le enjuicio como rebelde y se le sentenció a morir fusilado. En las norías de Baján vio morir a su hijo único, en la escaramuza que se libró contra de los rebeldes que los detuvieron. Allende fue fusilado en Chihuahua, el 1o de agosto de 1811, y su cabeza, junto con la de Hidalgo, fue enviada a la alhóndiga de Granaditas, de Guanajuato, para ser exhibida.