FRANCISCO DÍAZ COVARRUBIAS
[1833-1889]
Ingeniero y cartógrafo

Nació el 21 de enero de 1833, en jalapa, Veracruz. Siguió la carrera de ingeniero topógrafo, en el antiguo Colegio de Minería. En 1855 fue profesor de topografía y astronomía en la Escuela de Minas. Después fue maestro de matemáticas, de geodesia y de astronomía en la Escuela Nacional de Ingenieros, y profesor de filosofía natural de la Escuela Preparatoria. En 1855, Díaz Covarrubias fue presidente de la comisión encargada de levantar la carta geográfica del Valle de México, y en su tarea introdujo nuevos procedimientos, más exactos, de geodesia y de geografía. Para ejecutar sus trabajos, tuvo que construir él mismo los instrumentos necesarios.

Imprimió grandes progresos a la astrofísica, por lo que pudo superar en su época a los profesionales en astronomía. Éstos negaban que el eclipse de sol del 25 de marzo de 1857, sería visible, y Díaz Covarrubias afirmó que sí lo sería; los hechos le dieron la razón. Rectificó, asimismo, la posición geográfica de la ciudad de México. Durante el imperio de Maximiliano, Díaz Covarrubias se retira a Tamaulipas, para no colaborar con él, como lo hiciera Orozco y Berra; por lo que al triunfo de la República, Díaz Covarrubias fue nombrado por Juárez oficial mayor de Fomento, cargo que desempeñó de 1867 a 1876, trabajando en lo suyo.

En 1874 hizo un viaje al Japón, presidiendo la Comisión Mexicana encargada de observar el tránsito del planeta Venus por el disco del sol, el 8 de diciembre de ese año. En lina Memoria registró el resultado de sus observaciones científicas. Entre sus obras escritas dejó: Nuevos métodos astronómicos (1867; Determinación de la posición geográfica de México; Sistema métrico decimal. Tratado de topografía, geodesia; y astronomía (1870), obra que fue declarada de texto escolar; Tablas geodésicas de la República Mexicana, Elementos de análisis trascendente (1873), etc. Murió en París, Francia, a donde había ido en misión científica, el 19 de mayo de 1889.