El agrarismo en Michoacán

Luis González

Pueblo en Vilo (microhistoria de San José de Gracia) es un libro clásico que recobra la versión lugareña de la historia. Con conocimiento del pueblo y su gente, recorre un extenso periodo de los acontecimientos nacionales observando sus efectos en la vida de San José de Gracia, Michoacán, y del modo en que sus habitantes participan en esos hechos. Los protagonistas de la narración no son los grandes personajes, sino los campesinos, la gente común, moviéndose dentro de su pueblo y de su historia. El capítulo que ahora publicamos en Cuadernos,Mexicanos, "La Revolución Agraria (1933-1943)" describe los problemas del reparto de tierras durante el cardenismo, las inquietudes de los campesinos, sus dificultades, organización, sus formas de lucha, así como las tretas de ganaderos para conservar sus grandes propiedades. Está presente el pasado inmediato, las huellas de las revoluciones previas: la de 1910-22 Y la rebelión cristera de 1925-32, que dejaron
muchos muertos y muchas divisiones internas. La narración directa y amena recrea la imagen de un pueblo vivo que ve, padece y hace su propia historia.
Luis González y González nació en San José de Gracia. Michoacán, en 1925. Ha dedicado su vida a la investigación de nuestra historia. Dentro de su amplia producción destacan "El Liberalismo Triunfante" en Historia General de México. T.III, Pueblo en Vilo (micmhistoria de San José de Gracia). Junto con Emma Cossío Villegas Y Guadalupe Momoy. es autor de Historia M:Jderna de México: La República Restaurada, Ha sido director del Centro de Estudios Históricos del Colegio de México. Dirige el Colegio de Michoacán. institución dedicada a la investigación histórica yaritropológica que fundó en 1978. Es actualmente el editor de la. Historia de la Revolución Mexicana.
La revolución agraria (1933-1943)
Entre 1918 Y 1940, la acción de los gobiernos revolucionarios precedidos por Venustiano Carranza, Alvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo Rodríguez Y Lázaro Cárdenas, se consagró a remover los obstáculos que se oponían a la práctica de los preceptos innova dores de la Constitución de 1917 y sentar las bases de la reconstrucción nacional. Esas bases se llamaron reforma agraria, laboral, política, religiosa, educativa y artístico-filosófica. El general Obregón, por medio de su ministro José Vasconcelos, fue el promotor básico de la reforma en la educación, las letras, las artes y la filosofía. El general Calles quiso pasar a la historia como el apóstol de la reforma religiosa. El licenciado Portes Gil después Y don Venustiano Carranza antes, suelen ser considerados como los principales artífices de la renovación política. El general Cárdenas fue sin duda el máximo líder de las reformas agraria y laboral.
La reforma agraria y agrícola se propuso aumentar el número de propietarios, fomentar la propiedad comunal de la tierra, mejorar e incrementar la producción agrícola mediante la apertura de nuevas zonas de cultivo, la irrigación, el aprovechamiento de los productos tropicales, la mejoría de los instrumentos de labranza y el crédito para los agricultores. La reforma laboral se fijó como metas el tomar medidas protectoras para el obrero por medio de la organización de sindicatos y confederaciones de trabajadores; leyes obreristas como la Ley Federal del Trabajo, promulgada en 1931; campañas para preservar la salud y desterrar el vicio de la clase obrera, y ayuda oficial para la mejoría de la casa, el vestido y el sustento del elemento trabajador. Las políticas agraria y laborista se desarrollaron diversamente en las varias…