Los Toltecas

 

 

El pueblo tolteca

 

Tribu de raza nahóa, que desplazó a los teotihuacanos, asimiló el contenido de su cultura y dominó la meseta central durante tres siglos. Tolteca significa artista, hombre culto y sabio. Mostraron genio político al fundar un imperio cuyas huellas se perciben hasta en América Central. Fueron muy hábiles escultores.

 

 

Las ciudades toltecas

 

Al principio se establecieron en Tulancingo. Se apoderaron de Tula, la engrandecieron y la hicieron su capital. Hallándose próxima la antigua Teotihuacán, adoptáronla como capital religiosa. Teotihuacán quiere decir ciudad de Dios. Levantaron Cholula cuyas ruinas de viejas pirámides sirvieron de base a numerosos templos cristianos. Finalmente fundaron Xochicalco, con su pirámide delicada al Dios Quetzalcóatl.

 

 

Los toltecas eran cultos y pacíficos

 

Tenían fama de ser los nobles, corteses, respetuosos con sus semejantes, suaves y atentos en su trato personal, leales y sinceros. Las mujeres sencillas y hacendosas estaban entregadas a los deberes del hogar. Los padres educaban a sus hijos con esmero y tenían buenas escuelas para la formación de sacerdotes y gobernantes. Son los padres de todas las grandes culturas del centro de México.

 

 

Practicaban todas las artes

 

Tolteca significa artista. Eran notables arquitectos. Llenaron de pirámides la región que habitaron. Eran grandes escultores, usando este arte para adornar sus monumentos o para modelar o esculpir estatuas sueltas y estelas. Eran buenos pintores y los restos de sus obras dan idea de su gran dominio de la línea y el color. Por último, fueron excelentes ceramistas, joyeros, tejedores, y bordadores.

 

La ciencia tolteca

 

 

Los sacerdotes poseían gran sabiduría, cultivando la Aritmética, la Geometría la Astronomía y la medicina. Inventaron una escritura jeroglífica y componían poesías y cánticos. Tenían un triple calendario: religioso, solar y un tercero fundado en los movimientos de Venus. Cada 52 años coincidían sus principios y celebraban la fiesta del fuego nuevo.

 

Dioses toltecas

 

Quetzalcóatl era un Dios del bien, un héroe divinizado; después de la fundación de Tula llegó un hombre elevado, blanco, barbado. Predicó el bien y la paz, enseñó la agricultura, la industria, el comercio y las artes. Condenó los sacrificios humanos y defendió la justicia. Los adoradores de Tezcatlipoca lo arrojaron del país. Se fue a Yucatán donde lo adoraron con el nombre de Kukulkán. Al salir de Tula anunció que vendrían a vengarlo unos hombres blancos que se apoderarían del país.

 

Los fundadores del reino

 

 

Hueman, " el de las manos grandes " condujo a los toltecas desde Huehuetlapallan, " la vieja tierra roja " del norte, hasta el país que habitaban y fundó el reino cuyos primeros monarcas fueron Chialchiutlanetzin e Ixtlicuecháhuac. Hueman quedó de gran sacerdote, vivió largos años y escribió el libro divino o Teoamoxtle, donde relata la peregrinación tolteca, la fundación del reino y sus leyes y progresos.

 

Los reyes constructores

 

La monarquía tolteca era hereditaria. Yxtlicuecháhuac era hijo de Chalchiutlanetzin. A su muerte reino su hijo Huetzin, a éste le sucedió Totepeuh y sucesivamente su nieto Necaxoc y su bisnieto Mitl. Se dice que Totepeuh ordenó la construcción de las pirámides del Sol y la Luna. Es falso porque al llegar los toltecas a Teotihuacan ya estaban construidas. Mitl hizo edificar muchos templos; uno que aún no se ha localizado en honor de Tlaloc, el Dios del agua, simbolizado por una enorme rana de esmeraldas o jade.

 

El fin del reino

 

A la muerte de Mitl reinó su esposa y después subió al trono Tecpancaltzin. Un campesino llamado Papantzin descubrió cómo obtener el aguamiel del maguey y como fermentarlo en pulque. Se presentó al rey para obsequiarle con esta bebida llevando consigo a su hija Xóchitl. Tepancaltzin se casó con Xóchitl, tuvieron un hijo llamado Topiltzin, último rey tolteca. La ruina de los toltecas se atribuye a los estragos que se derivaron del alcoholismo al aficionarse al pulque.

 

MENU