Desarrollo cultural

 

La universidad

La primera universidad de América fue la de Santo Domingo. La segunda fue la de México inaugurada en 1553. No pudo establecerse antes porque había que obtener permiso del rey y del Papa, y los trámites eran muy lentos y complicados. Los agustinos fundaron un Colegio de Estudios Mayores en Tiripetío, Michoacán, donde estudiaban frailes y jóvenes criollos e indígenas. La Real y Pontificia Universidad de México fue abierta con maestros ilustres, como fray Alonso de la Veracruz, fray Pedro de la Peña, los doctores Melgarejo, Cervantes, Salazar, Morones y Bustamante. Alcanzó gran prestigio.

 

 

La imprenta

México tuvo la primera imprenta de América, cuarenta y cinco años antes que el Perú, un siglo antes que los Estados Unidos y alrededor de dos siglos antes que en los demás países americanos. Este hecho, tan importante para el progreso cultural, se debió al amor a la cultura de don Antonio de Mendoza, primer Virrey de la Nueva España. El primer impresor se llamó Juan Pablos. Los primeros libros publicados fueron la Escala Espiritual de San Juan Clímaco y la Breve y Compendiosa Doctrina Cristiana de la Lengua Mexicana y Castellana. Después hubo otras imprentas en las principales ciudades del país.

 

 

La literatura

México tuvo magníficos escritores durante la época colonial. Juan Ruiz de Alarcón fue uno de los cuatro grandes poetas dramáticos del siglo de oro español. Los otros son: Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca. Alarcón se distinguió por la nobleza de sus caracteres y la elevación de sus ideas. Sor Juana Inés de la Cruz escribió tan bellas poesías que se decía que sus versos eran los más suaves y delicados que han salido de pluma de mujer. Ambos son figuras universales. Hubo otros muchos escritores que acreditan el amor a las letras que había en México.

 

 

Artes mayores

Los monumentos arquitectónicos son incontables. Se reconocen seis estilos principales: el gótico franciscano que puede verse en las iglesias de Cholula, Cuernavaca y la Catedral de Mérida, el herreriano que se concentra en las catedrales de México y Puebla, el barroco, como en los colegios de san Ildefonso y las Vizcaínas en México y la catedral de Morelia, el talaverano como en la Casa los Azulejos de México y la Casa del Alfeñique de Puebla, el churrigueresco que es el que más abunda en nuestras iglesias y el neoclásico que admiramos en la Escuela de Ingeniería de México. La pintura alcanzó gran desarrollo. Fueron notables pintores: Martín Mixcóhuatl y Francisco Xinmanal, Perinés, los Echave, Arteaga, Juárez, Ibarra, Cabrera y Villalpando. Famosos escultores fueron los Cora y Tolsá.

 

 

Artes menores

Comprende trabajo en pluma, bordados, objetos domésticos realizados por los indios con su sello peculiar. La orfebrería brilló con la producción de objetos sagrados como custodias, cruces, cálices, y joyas dedicadas a santos. Espléndidos trabajos de forja artística adornaban iglesias, conventos y casas señoriales. Rodríguez Alconedo fue un ilustre plateros nacido en Puebla. Del arte de la madera tallada es ejemplar magnífico el coro de la catedral de Puebla. La cerámica española se sumó a la indígena para producir preciosos ejemplares mestizos. El arte del tejido artístico y el bordado crearon el rebozo y el sarape, prendas nacionales bellas y elegantes.

 

 

MENU