Los Aztecas

 

¡Tenochtitlán!

 

Los aztecas vivieron muchos años luchando en los alrededores del Valle de México. Cuando estaban en Iztapalapa un pájaro gorjeó ¡Tihuí! ¡Tihui! Que quiere decir ¡vamos! ¡vamos! Un día un grupo de cazadores abrió unos carrizos y contempló un águila sobre un nopal devorando una serpiente. Era la señal de huitzilopochtli. Era el año 1325 y resolvieron levantar allí Tenochtitlán o sea la ciudad de TENOCH.

 

Fundación del reino

 

Tezozómoc, monarca de Azcapotzalco, dominaba el Valle de México. A él le pertenecía el islote donde los aztecas encontraron la señal de Huitzilopochtli. Le pidieron permiso para fundar su ciudad y Tezozómoc se los concedió a cambio de que le pagaran tributo. Dividieron el islote en cuatro barrios o calpullis. TENOCH muere en 1375 y Acamapichtli, fue elegido su sucesor. Huitzilíhuitl, hijo de Acamapichtli se casa con una hija de Tezozómoc y sucede a su padre en 1396.

Federación del valle

 

Chimalpopoca, hijo de Acamapichtli, subió al trono en 1417. Logró que Tezozómoc respetará la vida de Netzahualcóyotl. Conspiro con Netzahualcóyotl contra Maxtla sucesor de Tezozómoc, fue hecho prisionero y murió en la cárcel en 1427. Yzcóatl, hermanos de Chimalpopoca, se unió con Netzahualcóyotl y entre los aztecas y los texcocanos acabaron con Maxtla y su reino de Azcapotzalco. Después se aliaron Tenochtitlán y Texcoco con Tlacopan formando la Federación del Valle. La hegemonía, o sea la mayor influencia, dentro de la Federación la tuvo Tenochtitlán.

 

Moctezuma Ilhuicamina

A Izcóatl lo sucedió Moctezuma Ilhuicamina cuyo nombre significa fechador del cielo. Este se había distinguido en la guerra contra Azcapotzalco. Fue un gran conquistador y gobernante. Llegó con sus armas hasta Oaxaca. Construyó un dique para contener al lago de Texcoco y el acueducto que llevaba al agua desde Chapultepec. Para que no le faltaran víctimas a Huitzilopochtli concertó con los cholultecas, tlaxcaltecas y huejotzingas la guerra florida para hacer prisioneros y sacrificarlos a sus dioses.

 

Imperio azteca

Moctezuma Ilhuicamina creo el imperio azteca. Axayácatl sometió a Tlaltelolco, a los matlazincas, a los totonacas y llegó hasta Tehuantepec. Fracasó ante los tarascos. Tizoc reino cinco años y ganó tierras en los actuales estados de Puebla, Veracruz y Guerrero. Ahuizotl llegó hasta Chiapas y Guatemala. El imperio de Moctezuma Xocoyotzin se extendía desde el Anáhuac y las tierras del Pánuco, hasta América Central. México ejercía la hegemonía en la Federación del Valle. Hegemonía es la superioridad de un pueblo entre sus aliados.

Clases sociales y cultura

 

El pueblo ofreció a Izcóatl que si lo libraba de la opresión de Azcapotzalco, trabajaría para el rey, los sacerdotes y los guerreros, y éstos se convirtieron en clases privilegiadas que vivían sin trabajar. Alcanzaron notable cultura. No eran creadores, sino que asimilaban y cultivaban los progresos obtenidos por otros pueblos. Los reyes de Tenochtitlán consideraban más sabios a sus colegas de Texcoco y los consultaban en sus problemas, especialmente a Netzahualcóyotl y a su hijo Nezahualpilli, los hombres más sabios del México precortesiano.

Alimentación y vestido

 

La base de la alimentación era el maíz, el fríjol y en Chile. El maíz se comía crudo, tostado, cocido y molido. Los señores comían carne de venado, guajolote, conejo, perdiz, pescado, chocolate y frutas. Los pobres atrapaban iguanas, comían raíces y cierto barro alimenticio del lago. Los ricos usaban tejidos de algodón ricamente adornados, las cuales clases medias vestidos de algodón sencillos, y los pobres, toscas prendas de fibras de maguey y palma. El calzado consistía en zapatos, sandalias y huaraches. La mayor parte iban descalzos.

 

 

Habitación, muebles y utensilios

 

 

La población vivía en chozas y jacales de carrizo o ramajes, sin muebles. Las familias de clase media habitaban en casas de adobe y tierras menudas. Las clases superiores residían en palacios de piedra amueblados. No faltaba en ninguna casa un metate, un comal, jarros para el agua y jícaras para beber.

 

El trabajo

 

La agricultura era el principal trabajo. Era penosa y poco productiva porque no había animales de labor, ni fertilizantes, no se conocía el hierro y los instrumentos de labranza eran muy primitivos. Los principales eran el cóatl, especie de azadón, y el huitli, especie de pala. La minería y la fabricación de tejidos eran realizados con máquinas muy simples. Los tamemes eran hombres destinados al transporte de carga. No había caballos ni carros.

 

Los cultivos

 

Los básicos eran el maíz, el fríjol, el chile y el maguey, en las tierras del centro, y el algodón y el cacao en las tierras calientes y húmedas. Se cultivaban diversas especies de árboles frutales, hortalizas y legumbres. La propiedad de la tierra fue en un principio comunal, pero desde la caída de Azcapotzalco aumentó la propiedad privada de los ricos y los dominios del rey y los sacerdotes. Los pobres siguieron trabajando comunalmente las tierras que les quedaron.

 

Industrias y oficios

 

Los tejidos eran de algodón, ágave, maguey y pelo de conejo. En la construcción se empleaban ramas, adobes, piedras, tepetate y cal. La obsidiana se usaba para fabricar cuchillos, puntas de fechas, espejos, etcétera. Con cobre se hacían armas y utensilios. Los oficios eran múltiples, había carpinteros, pintores, tintoreros, armeros, tejedores, zapateros, joyeros, bordadores, alfareros, escultores y otros artesanos que vendían sus productos directamente o en los mercados.

 

El comercio

 

Llegó a ser importantísimo. Los comerciantes prestaban servicios de información a los empleadores y estaban muy protegidos por éstos. Formaban caravanas con los tamemes y empleados. El trueque era intenso. Se había iniciado la compraventa con dinero. Desempeñaban el papel de moneda, el polvo de oro y los granos de cacao. En las ciudades había mercados permanentes y temporales. El mercado de Tlaltelolco dejó maravillados a los españoles.

 

Artes mayores

En arquitectura, los aztecas reprodujeron los modelos toltecas. El Templo Mayor de México, de forma piramidal, tenía los escalones más pronunciados que las pirámides toltecas y lo coronaba un templete con dos cámaras, una para los sacrificios y otra para guardar las reliquias. La escultura alcanzo notable desarrollo. Destacan las estatuas de Xochipilli y Coatlicue. Lograron maravillas en los dibujos en relieve sobre piedra como el Monumento de Tizoc y el Calendario Azteca. La pintura se aplicaba al adorno de monumentos y a la cerámica.

 

Otras artes

 

La cerámica era muy variada y en calidades, formas y adornos. Ostentaba dibujos de pájaros, flores y otras figuras. La corte imperial favorecía las artes del vestido y el adorno. La literatura fue cultivada. Conocían su historia. Componían cantares e himnos que llegaron a nosotros gracias a que los cronistas y misioneros los tomaron de viva voz, de los ancianos indígenas. La música y el baile eran muy practicados.

 

Organización social

Estaban organizados en tribus y clanes. Tenochtitlán tenía 20 barrios habitados a la uno por una tribu. La palabra calpulli designaba a la vez a la tribu y el barrio que ocupaba. Lo dirigía un calpullec el cual repartía tierras, cobraba contribuciones y administraba justicia. Sacerdotes, funcionarios y calpullecs formaban el tlatocan o gran consejo, presidido por el cihuacóatl. El tlacatecuhtli era el jefe guerrero y a partir de Acamapichtli se convirtió en rey. La monarquía de Texcoco era hereditaria. La de México electiva, entre los descendientes de los antiguos reyes.

 

La justicia

 

Los aztecas se regían por leyes que conservaban como costumbres o en documentos pintados. En cada calpulli administraba justicia el calpullec. Había un tribunal de tres jueces llamado tlacatecatl. Su sentencias se podían reclamar ante el cihuacóatl, y las de éste, ante el tlacatecuhtli. Había leyes para regular los tratos entre personas, las obligaciones de los comerciantes y las relaciones con otros pueblos. Las más importantes fueron las leyes penales que eran en extremo rigurosas.

 

La guerra

Era la actividad principal. La hacían constantemente y en parte vivían de ella. Si no había enemigos declarados recurrían a la guerra florida. Los guerreros usaban macanas, hachas de piedra, clavas, lanzas y arcos, y se protegían con escudos, petos y casacas de pieles. La salida del ejército era solemne y la precedían sacrificios a Huitzilopochtli. Frente al enemigo los guerreros prorrumpían en gritos, silbidos y toda clase de ruidos. Eran defendidos especialmente el estandarte y el general, pues la pérdida del primero o la muerte del segundo significaban la derrota.

 

La religión

 

Era politeísta. Tenían supersticiones terroríficas, crueles y sanguinarias. El dios principal era Huitzilopochtli, Dios de la guerra al que se ofrendaban corazones de prisioneros. Eran adoradores de Tezcatlipoca, Dios del fuego; Tonatiuh, el sol, Quetzalcóatl, el viento; Ometecutli y Omecihuatl, padre de los dioses y de los hombres. Había muchos sacerdotes y hechiceros. A los grandes hechiceros los deificaban cuando morían.

 

La educación

 

El padre enseñaba a sus hijos la religión, las costumbres y su propio oficio. Los educaba en la obediencia y en el sufrimiento. A las niñas sus madres les enseñaban las tareas domésticas. A los quince años, los jóvenes entraban a escuelas que preparaban a guerreros y sacerdotes. Al calmecas sólo entraban los nobles. Al telpochcalli los jóvenes de la clase media. Los alumnos eran internos y llevaban una vida muy rigurosa.

 

La ciencia

 

Conocían muchas plantas medicinales. Observaban el movimiento de los astros. Tenían su año civil o tonalpohualli, su año religioso o tonalámatl y su ciclo combinado de 52 años civiles y 73 religiosos. Grabaron su calendario en la Piedra del Sol. El sistema de numeración era primitivo. El número uno era el dedo meñique, el dos el anular, el tres el mayor, el 4 el índice, y cinco toda la mano; el 10 las dos manos y el 20, las manos y los pies. Representaban los números por medio de puntos, rayas y banderitas.

 

La historia

La recogían en códices, estelas y grabados sobre los muros de sus monumentos. Los códices son hojas de papel o de tela escrita con caracteres jeroglíficos. Las estelas son piedras planas en las que pintaban o grababan la historia. Se conservan códices importantes, aztecas y mayas, que no se han podido descifrar. Se han interpretado algunos pasajes, pero no se pueden comprobar dichas interpretaciones. Algo de lo que dicen lo sabemos por los cronistas que alcanzaron a ser instruidos por ancianos indígenas.

 

Música, danza y juegos

 

Practicaban la danza con carácter religioso. Bailaban ante sus dioses y las diferentes danzas tenían carácter simbólico. La música era sencilla. Los instrumentos musicales usados eran el timbal (teponaztli), la sonaja (ayacahtli), el caracol (atecocolli), la flauta (tlapizalli), y el tambor (huéhuetl) Practicaban el juego del volador, y el patolli, juegos de azar. El juego de pelota era muy difícil, pues había que darle a la pelota con las muñecas, las rodillas y los muslos.

 

México antiguo no constituyó una nación

Nunca llegaron a formar una nación, con un gobierno y unas mismas leyes. Había pueblos aliados, enemigos e independientes pero todos eran autónomos, conservaban su gobierno, su religión y sus tradiciones propias. Los antiguos mexicanos no sabían nada del resto de América. Carecían de grandes elementos de cultura; no conocían los animales de trabajo y carga, desconocían el ganado y multitud de plantas alimenticias; no conocían el hierro; desconocían la rueda; su religión y su vida espiritual fueron únicas.

 

MENU