Ojo de Dios

El Ojo de Dios llamado en el ritual huichol- tsikúri es, en la realidad, un verdadero complejo simbólico.
Para el etnógrafo noruego, Carl Lumholtz la luna era llamada tsikúri, con el significado de espejo, quien escribió que la cruz de estambre representa una Plegaria, por lo cual se pide específicamente al Dios al cual va dirigido el objeto, que pose su mirada en él suplicante.
En realidad, el Ojo de Dios o tsikúri es, predominantemente, un símbolo sagrado protector de los niños.
A tal efecto, Carl Lumholtz escribió: Los "ojos" se utilizan, sobre todo, en la fiesta de las calabazas tiernas, atados, con cintas para el pelo, a las cabezas de los niños en posición vertical, pues se cree que les asegura la salud.
Debajo de la misma cinta para el pelo, se prende una pluma de shamán.
En esta fiesta, también se clavan en el suelo, cerca de las calabazas, algunos "ojos" que expresan plegarias pidiendo salud, buena suerte y abundancia de alimentos.
En esta fiesta, continúa diciendo Lumholtz,- la cruz de estambre representa una flor masculina de calabaza, pero que como no pudo desarrollarse como calabaza, se convirtió en el "ojo" de la Madre del Agua del Este, pues ella es la creadora de las calabazas y de todas las flores, "y cuida especialmente de los niños".
También se le considera la madre del héroe cultural: Kauyumaric, la Personificación Divina del Ciervo.
Aparte de sus otros atributos, Káuyumaric es el espíritu auxiliar y compañero del shamán, así como también el guía y protector de los que salen de viaje para buscar peyote.
En los primitivos tiempos míticos, ayudó al Primer Shamán, Tateware (Nuestro Abuelo), El Fuego Divino a poner en orden el mundo. Káuyumaric (Venado) también hizo la primera cruz de estambre como protección para l
os niños. (Texto tomado de la obra la Endoculturación entre los huicholes de Marina Anguiano y Meter T. Furst. INI)