Reino del Zacahuil

De todas las zonas hay una a la que nos referiremos en especial, porque curiosamente la gastronomía la rescata y detecta la presencia más o menos velada, más o menos rica entre las voces que apenas tienen eco en el conjunto histórico.

Pongamos su sólo ejemplo, entre las culturas menos conocidas está la Huasteca cuya realidad detecta la gastronomía en especial a través de una creación que es el Zacahuil donde se conjugan los elementos de la tierra, con los avecindados y que podemos equiparar a la del adolescente Huasteco con el maíz tatuado a sus espaldas, su escultura impar, o de sus yugos o sus palmas.

Manjar que con variantes y matices en su confección y algún añadido a sus componentes; pero cuyos resultados siempre son excelentes y se pueden disfrutar en diversos estados: Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí y Veracruz en la región hoy todavía conocida como la Huasteca, la que es demás enclave de producción ganadera muy buscada por su sapidez, de donde se define la fama de sus cecinas de cerdo o de res.