Cocina nativa

Bajo las cifras frías existe una población mexicana indígena perteneciente a 56 etnias con formas nativas peculiares de expresión en su vida cotidiana, más de diez millones de mexicanos poseen su indumentaria, sus creencias, su organización social diferente de los demás mexicanos, de los mestizos culturales.

Son en su mayoría monolingües, permanecen inmersos en la dulce belleza de sus lenguas nativas. Ellos son dueños de una gran riqueza cultural, que traduce su forma de vida, pienso tanto en la mazahua, la población femenina que desplazada a la ciudad recibió el nombre de "chinas" y ahora de "Marías". Pienso en los otomíes, los tarascos o purépechas, en los raramuris o tarahumaras; continúan, estos últimos, con sus formas de vida tradicionales de hace cientos de años, sin aceptar la indumentaria española ni siquiera el sombrero o el pantalón que los huicholes convirtieron en el calzón banco de manta y enriquecieron con los bordados que registra el mundo en los colores brillantes de sus diseños.