Las cantinas
donde la palabra se humedece

La cantina es un espacio de interrelación humana, donde se conjuga el deber con lo íntimo del vivir. Ese lugar donde las ilusiones del hombre cobran vida, donde las esperanzas se hacen presentes, cuando en la mente de los parroquianos se agolpan las claras soluciones a los problemas personales, surgidos como consecuencia del estrés cotidiano, o en el trabajo o en el mismo hogar. Al perderse las inhibiciones se puede hablar libremente, y así, al influjo de la palabra humedecida en licor, se olvidan las preocupaciones aunque sólo sea momentáneamente y se adquiere una nueva dimensión de la existencia. Si, las cantinas cumplen una maravillosa función social.

A la añeja Cantina el Golfo de Tehuantepec lugar del saber, templo del deber y refugio para los amigos.

MENU